Apuntes sobre el Romanticismo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Apuntes sobre el Romanticismo

Mensaje  Mauricio el Lun Mar 28, 2011 12:07 am

Romanticismo

Orígenes

El Romanticismo no fue solamente un movimiento literario, sino que fue una etapa cultural que afectó todas las artes e incluso la concepción del arte en sí y sus funciones al promover una sensibilidad profundamente distinta a la imperante en las épocas anteriores.
Siempre debemos recordar que la historia del arte, así como la historia en general, funciona en procesos fluidos ocasionalmente difíciles de fechar con exactitud; pero puede decirse en términos generales que el Romanticismo tiene sus orígenes a finales del Siglo XVIII y se extendió a los largo del Siglo XIX, generando o prefigurando otros movimientos que aparecerán en el Siglo, como el Simbolismo y el Parnasianismo.
El Romanticismo puede entenderse como una reacción contra los valores generales y estéticos de la Ilustración y el Neoclasicismo, que tiene su epicentro en Francia (por lo tanto, Francia presentará una mayor resistencia al Romanticismo que otras zonas europeas). Recordemos los ideales de la Ilustración para luego contrastarlos con el Romanticismo:

Dominio absoluto de la razón como máximo valor humano y fuente de conocimiento.
Imitación de formas culturales grecolatinas, consideradas las más sublimes en la historia del arte.
Ceencia en la universalidad de sus valores; éstos no son variables según la situación o el individuo, sino que se consideran esenciales y permanentes.
Creación de un ideal del hombre librepensador, culto, distinguido, mesurado, elegante y lleno de ingenio (ideal parcialmente realizado en Voltaire)
Valoración del equilibrio emocional a través del uso de la razón como fuerza controladora de los sentimientos.
La visión del arte como instrumento para la transmisión de los valores burgueses de la Ilustración, atado a las normas del “buen gusto”, evitando los extremos y lo grotesco, utilizando un lenguaje refinado y guiado por la razón. El arte de la Ilustración presenta reglas y restringe al artista si desea ser socialmente aceptado.

La reacción contra estos valores se da de forma gradual al comienzo, por lo que puede hablarse de un pre-romanticismo en el que determinados artistas como Goethe, Richardson y Rouseeau ya presentan algunas de las tendencias que van a marcar al movimiento: la intensidad de sentimiento y el ansia de infinito pueden verse en el Werther y el Fausto de Goethe; Richardson escribió sobre la psicología y la vida sentimental de personajes burgueses; Rousseau, a pesar de ser un varios sentidos un miembro de la Ilustración (particularmente en lo que refiere a sus tendencias políticas democráticas) ve en la naturaleza una pureza que la civilización corrompe, y escribe sobre sus estados emocionales con sinceridad.
El Romanticismo y sus precursores tienen un peso especial y ven un desarrollo más temprano en dos naciones: Inglaterra y Alemania (aunque cabe acotar que ésta última no era un estado nación unificado sino un conjunto de repúblicas y principados). La aparición del Romanticismo en estas zonas no es casual: ambas, pero especialmente Inglaterra, tienen una clase burguesa con un gran grado de influencia política (de hecho Inglaterra era una monarquía parlamentaria desde la “Revolución Gloriosa” de1698). Asimismo, ambas naciones tenían el protestantismo como religión mayoritaria. Al no existir el mecanismo católico de la confesión, que externaliza la noción del perdón divino, el protestantismo formula la idea de que el perdón solamente llega a partir de la reflexión y arrepentimiento individual del creyente, lo cual introduce una tradición introspectiva más fuerte.
La reacción contra la Ilustración y los movimientos políticos y económicos que resultaron de ella fue particularmente intensa en Inglaterra. Escribe Harold Bloom:

“El fondo político de la poesía romántica inglesa está oscurecido por la Revolución Europea y la reacción inglesa contra esa revolución. La Inglaterra en la que crecieron Blake y Wordsworth está separado por un siglo de su gran revolución (...). El evento político más importante de comienzos del Siglo XIX fue uno que nunca ocurrió: la repetición por los londinenses de la Revolución llevada a cabo por los parisinos...
... Cuando nació Blake, en 1757, Inglaterra era todavía una sociedad fundamentalmente agrícola... Cuando Blake murió, en 1827, Inglaterra era mayoritariamente una sociedad industrial.”

Así vemos que los avances científicos, tecnológicos e industriales que la razón alabada por la Ilustración ha desarrollado tiene para los poetas románticos como Percy Shelley o William Wordsworth una contraparte en la destrucción de un ambiente natural que idealizarán y al que volverán una y otra vez en sus escritos.
En Alemania hubo dos tendencias: un Romanticismo temprano caracterizado por su tendencia a la universalidad y atracción por la literaturas extranjeras, y otro, posterior, en el que los artistas aspiran a reformar el mundo pero se evaden a la vez al mundo de la fantasía y el sueños.
A la vez Alemania es el punto de origen de uno de los principales precursores del Romanticismo: el Sturm Und Drang. Sturm Und Drang toma su nombre de una obra de Klinger y puede traducirse como “Tormenta y Pasión” (o “Tormenta e Impulso”). La palabra tormenta alude a las dimensiones titánicas de los objetivos del movimiento y a su vocación por el desorden y el cambio que destruye las barreras poéticas para transmitir la pasión. El individualismo exaltado y la intensidad del sentimiento son sus dos puntos cardenales. El Sturm Und Drang destruye la concepción mimética del arte (la idea de que el arte imita el mundo exterior) y lo propone como un proceso misterioso que procede de fuentes como la inspiración y la intuición, ubicando al artista en un rol diferente con respecto al resto de la sociedad: el artista pasa a ser el “genio”, dotado de cualidades que la mayoría de la población no posee.

Características del Romanticismo

Búsqueda de la libertad expresiva reivindicando la individualidad del artista, la subjetividad creadora, “los derechos del corazón”. El arte se vuelve introspección y confesión lo cual promueve el auge de formas literarias como las meditaciones, cartas, diarios)
Conexión íntima entre la naturaleza y el Yo. Reaparece el concepto panteísta de la Naturaleza: la idea de una Naturaleza con vida propia animada por formas y espíritus misteriosos que viven paralelamente y reaccionan ante el mundo de los humanos. Al establecer una relación del Yo con el medio natural, el Romanticismo presenta una tendencia particular al uso del paralelismo psicocósmico. Para el poeta romántico la Naturaleza es un santuario en el que las emociones son magnificadas y lo místico y misterioso vive, en contraste con lo cotidiano, mezquino, cruel y banal de las ciudades.
Dominio absoluto del Sentimiento y lo irracional. Para el poeta Romántico los principales valores son la sensibilidad y la imaginación. El amor es uno de los sentimientos más explorados; sin embargo la concepción romántica del amor (infinito, desbordante, incompatible con lo cotidiano) lo vuelve un amor imposible o no correspondido que inflama las pasiones de los personajes en el drama y la narrativa o del yo lírico en el caso de la poesía.
Apertura y atracción por las literaturas extranjeras. El Romanticismo tiene un gusto por lo exótico y lo diferente, que se traduce en un interés por las formas artísticas de otras culturas.
Ejercicio de la crítica literaria: muchos de los escritores románticos son estudiosos del arte y la cultura.
Conocimiento y valoración de las tradiciones orales y populares de cada país. El Romanticismo contiene un componente nacionalista que se opone a la expansión cultural de Francia y revindica las formas típicas de cada nación.
Valoración del hombre por su historia personal, su destino único e irrepetible, pero también conciencia de los enormes poderes que lo acechan y las fatalidades que no puede dominar.
Noción del genio artístico. El Romanticismo no ve al artista como un mero ejecutante o artesano, sino como un ser distinto a los demás, elevado de la mayoría por su especial sensibilidad y su poder visionario. El artista está aislado de la sociedad pero al mismo tiempo es superior a ésta, y su deber es revelación profética de misterios que solamente el artista puede percibir.
Sensibilidad ante los sueños y su valoración. El artista romántico ve en los sueños una vía para llegar a verdades ocultas que a las que la vigilia no puede acceder.
Atracción por lo extraño, lo grotesco, el erotismo, el ocultismo, lo sacrílego, la blasfemia. Varios poetas románticos escribieron sobre temas provocadores y oscuros, e incluso demostraron una tendencia a ir contra las nociones de “buen gusto” y las reglas sociales de la época no sólo en sus obras sino en su comportamiento deliberadamente provocador.
Evasión en el tiempo y el espacio. El poeta romántico no encuentra satisfacción en lo que lo rodea y por lo tanto ha de concentrar su imaginación en tierras y lugares remotos. Una de las tendencias más comunes es la evasión hacia la Edad Media, idealizando su aspecto caballeresco, y hacia el oriente. El romántico tiene un gusto por lo exótico, lo diferente, lo que se aleja de la realidad material que lo rodea.
Desencanto con el presente. Los románticos observan la preeminencia del materialismo y el atrofiamiento de lo sentimental y espiritual, y la rechazan. Consideran la vida cotididana como una fuente de mediocridad vinculada a los cambios sociales e industriales de la época.
Creación y preferencia por el héroe rebelde ante los códigos morales y las instituciones establecidas. El héroe romántico es oscuro, misterioso, seductor, individualista, inadaptado, deforme, maligno. Basta pensar en los personajes que pueden encontrarse en las páginas de las narraciones románticas: Drácula, Frankenstein, jorobados, prostitutas, diablos, etc.
Ansia de infinito. El poeta romántico busca una suerte de ideal total que no puede definir, un crecimiento de su conciencia que logre abarcarlo todo.


El Romanticismo en Francia

En Francia la lucha romántica contra el neoclasicismo fue más dura, en tanto Francia era su centro político y cultural. Las ideas románticas encuentran una difusión más tardía que en el resto de Europa, y se va consolidando la noción del “mal del Siglo”, sensibilidad colectiva tendiente a la melancolía y la soledad, sentimiento de una “vaguedad de la pasión” que solamente se ejerce sobre si misma sin finalidad concreta u objeto y que contrasta con la pobreza del mundo circundante. Se trata de una melancolía por una especie de inocencia o paraíso terrenal perdido y la aspiración por una vida ideal y bella vagamente definida.
Una de las obras claves en esta etapa inicial del Romanticismo francés es la novela “René”, de Chateaubriand, texto con un fuerte contenido autobiográfico. La naturaleza es mostrada en su correspondencia con las emociones y desencadena la introspección melancólica.
Una segunda etapa del Romanticismo francés se desarrolla en las décadas del 20 y el 30. Es un período de agitación y confusión donde las ideas políticas se mezclan con las artísticas y se generan divisiones entre miembros del movimiento, como Victor Hugo y Stendhal.
En la década del 40 el Romanticismo francés alcanza su auge y se enfrenta de forma directa con los ideales del neoclasicismo y sus partidarios (una representación del drama “Hernani”, de Hugo terminó con la cuestión siendo debatida a golpes). En ésta década se ponen en práctica las nociones románticas de la individualidad del artista, y aparecen una multitud de obras que van directamente en contra de las reglas del “buen gusto”.
A partir de la década del 50 el movimiento romántico francés comienza a disolverse en varios otros movimientos y sus partidarios se vuelcan a tendencias como el Realismo, el Parnasianismo y el Simbolismo.

Mauricio
Admin

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 07/05/2010
Edad : 32
Localización : Montevideo

Ver perfil de usuario http://sanfelipe.los-foros.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.